Historia
La historia que recordamos
La fiesta tiene su origen en dos grandes acontecimientos que marcan la ciudad de Murcia, la fundación de la ciudad en el año 825, por Abderraman II, y la entrega de llaves de musulmanes a cristianos, de la mano del Infante Alfonso de Castilla y posterior Rey Alfonso X El Sabio en el año 1243.

Estos dos momentos históricos, separados por el tiempo más de 600 años, se interpretan en dos embajadas, que se representan en el corazón de la ciudad, junto a la actual Catedral de Murcia y antigua mezquita, el domingo y el lunes previos a la finalización de los actos de la fiesta.

Fundación de la ciudad de Murcia
Se tiene constancia de que la ciudad de Murcia fue mandada fundar el 25 de junio del año 825 por el emir de Al-Andalus Abderramán II.

La ciudad se construye como consecuencia de las disputas entre grupos tribales, que tiene como principal objetivo demostrar el poder del emir por encima del poder de las tribus, así como colonizar esta zona del Valle del Segura.

El enclave elegido está situado en el centro del Valle, rodeado de áreas pantanosas y objeto de inundaciones, lo que motivó que se acometieran una serie de trabajos de gestión y aprovechamiento del agua.

Se construyó una ciudad amurallada con 95 torres defensivas y 9 puertas de entrada. Del pasado musulmán se conservan restos de algunas edificaciones, muralla y sistema de canalización y regadío.

La nueva ciudad no tardaría en adquirir importancia al llegar a convertirse en la capital de la Tora de Todmir (demarcación administrativa de Al-Andalus que comprendía las actuales provincias de Alicante, norte de Almería, Murcia y Sur de Albacete.

EmbajadaFundacion
Conquista de la ciudad: Entrega de llaves
A mediados del siglo XV las luchas entre las distintas tribus que existían en esta zona y la debilidad del rey moro, IbnHud, hicieron que considerara como mejor solución firmar un pacto con Castilla en el año 1243 por el cual el Reino de Murcia se convertía en un protectorado de Castilla.

Para formalizar el pacto se desplazó a Murcia el entonces Infante Alfonso de Castilla, posterior rey Alfonso X El Sabio, hijo de Fernando III de Castilla.

El Infante Alfonso se Castilla llegó a Murcia con la imagen de la Virgen de la Arrixaca, que se constituyó desde esas fechas hasta bien entrado el siglo XX en la patrona de la ciudad de Murcia.

Una particularidad de la entrega de llaves es que el cambio de gobierno en la ciudad de Murcia se hizo sin lucha, de forma pacífica.

Tras la entrega de llaves se entra en una situación de paz, que poco a poco va cambiando como consecuencia del incumplimiento de los pactos alcanzados, por lo que la población musulmana se subleva. El Rey Alfonso X El Sabio pide ayuda a su tío Jaime I de Aragón que en 1266 toma Murcia y la anexiona definitivamente a la Corona de Castilla.

EntregaLlaves
Recursos digitales
Murcia Medieval
Murcia Medieval
Amurallamiento de Medina Mursiya
Construcción del Castillejo de Monteagudo
Rey Lobo – Serie Héroes del Patrimonio
Y mucho más
Mucho más que recordar, mucho más que disfrutar